El aroma de los tés negros, su color y su intenso sabor hacen de estos el té perfecto para arrancar el día y tomarlos en el desayuno, entre horas o después de comer.

Tienen carácter y su alto nivel de teína nos activará para afrontar la tarea que tengamos en mente.

Dentro de estos, y en función de la duración del proceso de oxidación, su gama de sabor es extensa y rica en matices: madera, cacao, frutas rojas o tabaco y por supuesto, malta.

 

TÉS NEGROS PUROS


 

TÉS NEGROS BLEND


 
icono-momento.gif

MOMENTO RECOMENDADO

DESAYUNO

icono-teina.gif

NIVEL DE TEÍNA

ALTO

icono-temperatura.gif

TEMPERATURA

90°-100°

icono-tiempo-2.gif

TIEMPO

3 – 5 MINUTOS